El hombre golpeado por un boxeador en un cine de León porque maltrataba a su pareja denuncia al atacante | Sociedad

El hombre que fue reducido por el boxeador Antonio Barrul en un cine de León porque estaba maltratando a su pareja, con su hijo presente, ha denunciado al púgil por el ataque sufrido, según ha adelantado El partidazo de COPE. El individuo fue golpeado en varias ocasiones tras amenazar y encararse con Barrul, quien se encontraba en la misma sala y había tratado de intermediar para contener el ímpetu violento del sujeto, quien había “insultado, golpeado y amenazado” a su pareja durante la emisión de la película. Los hechos ocurrieron este 1 de mayo en un cine de León, durante la emisión de la película Garfield, dirigida a público infantil y familiar. El boxeador se ha disculpado reiteradamente, también ante los espectadores, por los hechos acontecidos. Barrul dio varios puñetazos y un rodillazo al presunto agresor, una vez que este se cuadró en posición de ataque y lo insultó. El leonés se enfrenta a un posible delito de lesiones.

Los espectadores presentes en la proyección presenciaron la agresión, que fue grabada por varios asistentes. En los vídeos se recoge cómo el púgil, de 25 años, baja por las escaleras de la sala para tratar con una persona, el ahora denunciante, que mantenía una actitud violenta y hostil. Este profiere amenazas dirigidas a los presentes y se centra en Barrul, a quien se encara e insulta antes de ponerse en posición de ataque. En ese momento, el boxeador, que había acudido con su familia a la emisión de Garfield, lo golpeó en varias ocasiones hasta que el individuo quedó en el suelo. La película se suspendió durante los minutos que duró el enfrentamiento hasta la posterior intervención del personal de seguridad.

l boxeador Antonio Barrul atiende a los medios, este lunes en León.J. Casares (dcm)

Antonio Barrul, una figura conocida y de proyección en el mundo del boxeo nacional, se disculpó de inmediato con los presentes en el cine, muchos de los cuales aplaudieron su acción: “Lo siento, de verdad que me duele”. Tras la difusión de lo ocurrido en las redes sociales, el protagonista ha acudido a varios medios de comunicación para ofrecer su versión y excusarse por lo sucedido. Según su relato, el agredido llevaba una media hora “amenazando, golpeando e insultando” a su pareja, estando su hijo pequeño con ellos. Ella trató de levantarse en alguna ocasión y se vio hostigada por su acompañante, con agarrones y golpes, hasta el punto de que también impactó en una niña de un asiento cercano, cuyos padres también han puesto lo ocurrido en conocimiento de la Policía.

“No era normal esta situación”, declaró Barrul en Telecinco. “Veo esas imágenes y se me pone un nudo en el estómago”, ha argumentado el deportista, ante un momento “duro y difícil” que le puede acarrear un delito de agresiones con agravante de superioridad dada su condición de especialista en boxeo. “Él ya entró de forma violenta con su pareja y su niño, no podía dejar pasar por alto esta situación, yo bajo y lo que quiero es que se marche, pero me sigue insultando y provocando”, aseguró el deportista en El Partidazo de COPE. “Alguien me tendría que haber frenado antes. En esta situación no te das cuenta”, añadió. Barrul ha insistido en La Sexta de que lamenta lo vivido, pero que no podía consentir la escena machista: “No estoy orgulloso de lo que he hecho, pero volvería a actuar así si veo maltrato de un hombre a una mujer”.

Al apoyo recibido por Antonio Barrul entre los espectadores del filme, como se aprecia en los vídeos difundidos tras los hechos, se ha unido el respaldo de las federaciones de su disciplina. La presidenta de la federación de Castilla y León de Boxeo, Arantxa Lorenzo, ha defendido al leonés, pues se trata de un deporte donde se vigila con atención la vida privada de sus participantes por los conocimientos y capacidades atesoradas. “Primero intentó que cesara en sus agresiones y después actuó, Consideramos que sería injusto sancionarle porque en el entorno en el que se produce, en un cine, con su familia, llena de niños y siendo increpado e insultado, es algo que puede producirse, aunque hablamos de un deportista superdisciplinado, familiar, que nunca ha participado en altercado alguno y que se ha visto inmerso en una situación en la que tuvo que reaccionar”. Lorenzo ha admitido que acatarán cualquier resolución judicial derivada de la denuncia de la persona que profirió esos insultos y amenazas a su pareja en el cine y que podrían acarrear sanciones disciplinarias para Antonio Barrul. “Ojalá todas las mujeres maltratadas tuvieran cerca a un boxeador como Antonio Barrul”, ha reivindicado la presidenta de la Federación de Castilla y León.

El teléfono 016 atiende a las víctimas de violencia machista, a sus familias y a su entorno las 24 horas del día, todos los días del año, en 53 idiomas diferentes. El número no queda registrado en la factura telefónica, pero hay que borrar la llamada del dispositivo. También se puede contactar a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y por WhatsApp en el número 600 000 016. Los menores pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10. Si es una situación de emergencia, se puede llamar al 112 o a los teléfonos de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062). Y en caso de no poder llamar, se puede recurrir a la aplicación ALERTCOPS, desde la que se envía una señal de alerta a la Policía con geolocalización.