El Barcelona confirma el traspaso de Nico González al Oporto | Deportes

El FC Barcelona ha confirmado esta tarde la salida de Nico González (A Coruña, 21 años) tras llegar a un acuerdo con el Oporto. Es el cuarto jugador que abandona Can Barça esta temporada, después de las salidas de Umtiti, Gustavo Maia y Alex Collado. Este ha sido a través de un traspaso; la operación se ha cerrado con el pago de ocho millones y medio por parte de los portugueses y el Barça se guarda una opción de recompra, además de una reserva de un 40% de una futura venta. La salida del jugador gallego era un hecho desde hace días, ya que no viajó a la gira americana ante su inminente salida. Betis y Valencia también entraron en la puja por la cesión del mediocentro (ya jugó cedido en el Valencia esta temporada), pero se retiraron de ella cuando el Oporto apostaba por un traspaso. El hecho de que los portugueses también jueguen la Liga de Campeones ha motivado al joven jugador a tomar la decisión de recalar en el Oporto, ciudad a la que llegó el martes una vez el acuerdo se había cerrado. El club no dudó que la opción del Oporto era la mejor, ya que generaría unos ingresos necesarios para seguir confeccionando la plantilla de Xavi, que pide más fichajes y a la vez más salidas.

El joven jugador (hijo de Fran; mítico futbolista del Superdepor de los 90) ingresó en la cantera del Barça con apenas once años y desde entonces fue pasando por todas categorías hasta llegar al verano de 2021 donde debutaría con el primer equipo, junto a Gavi, y de la mano de Ronald Koeman. Durante los últimos meses del holandés como entrenador culé (desde agosto hasta octubre), Nico González fue una pieza fija en los onces del Barça y se veía como el relevo natural de Sergio Busquets por su edad, 19 en aquel momento, y por ser un jugador hecho en La Masia. Sin embargo, con la marcha de Koeman y la llegada de Xavi empezó a perder protagonismo de forma progresiva. El de Terrasa nunca lo vio como pivote, pero sí de interior; siguió de titular, pero después empezó a entrar desde el banquillo, aunque nunca dejó de contar para el entrenador culé. De hecho, en enero de 2022 pasó a tener ficha del primer equipo. Sería el verano pasado cuando Xavi, después de la pretemporada y sorprendido por la recuperación de un Pjanic que semanas después se marcharía a Emiratos Árabes Unidos, decidió que lo mejor para la progresión del jugador gallego era una cesión.

El Valencia fue su destino para seguir formándose, pero tras la marcha de Gattuso (su principal defensor), mala suerte con las lesiones (estuvo de baja dos meses por una fractura en el pie) y la situación del conjunto ché (lucharon por la permanencia hasta la última jornada) impidieron ver el mejor juego de Nico, ya que solo consiguió un gol y una asistencia en toda la temporada.

Aunque el Barça seguirá de cerca su progresión porque tiene una opción de recompra, se marcha uno de los jugadores de la Masia con mayor proyección. Junto a Gavi, Ansu Fati y Balde era uno de los destinados a ser el presente y futuro del club catalán, pero la gran competencia en el medio del campo, además de no contar para Xavi y la situación económica del club, le empujaba hacia una salida del Barcelona.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.