El actor Jonathan Majors evitará la cárcel tras una condena de un año por violencia machista contra su exnovia | Sociedad

El actor Jonathan Majors evitará la cárcel tras una condena de un año por violencia machista contra su exnovia | Sociedad

El actor Jonathan Majors, intérprete de una veintena de series y películas y juzgado por un jurado a finales del pasado año de malos tratos a su novia, Grace Jabbari, ha sido finalmente sentenciado. El intérprete californiano de 34 años ha recibido una pena de 52 semanas por la corte criminal de Manhattan, en Nueva York. Sin embargo, no tendrá que cumplir en la cárcel, sino que pasará un año en libertad provisional, que cumplirá en California. También tendrá que inscribirse en un programa de reinserción de violencia machista.

Un jurado compuesto por seis personas escuchó tanto a Majors como a Jabbari, una bailarina británica de 30 años, en la corte el año pasado, y el 18 de diciembre declaró al actor culpable de haberla agredido y acosado; por otra parte, fue absuelto de los cargos de agresión agravada y acoso en otro caso distinto. Además, a mediados de marzo Jabbari volvió a demandarle en Manhattan por difamación, agresión y angustia emocional, y de seguir “un patrón de abusos”, afirmando que una vez le estampó la cabeza contra un suelo de mármol, que trató de estrangularla y que amenazó con matarla.

Tras conocerse la sentencia en diciembre, la célebre empresa de fantasía Marvel, filial de Walt Disney, decidió despedirle. Tras estudiar interpretación en Yale, Majors había interpretado a varios de sus últimos personajes, como a Kang el Conquistador en Ant Man y la Avispa: Quantumanía o a Victor Timely en la reciente segunda temporada de Loki. Su papel de Atticus Freeman en la serie de fantasía Territorio Lovecraft le valió una nominación a los premios Critics Choice y otra a los Emmy en 2021.

Poco antes de la lectura de la sentencia, Jabbari afirmó haber experimentado “extremo dolor físico y emocional” de las “abusivas manos” de su expareja, que con el tiempo él se había convertido en “alguien diferente” y ella, también, en una mujer “más pequeña, asustada y vulnerable”: “He visto su ira, no tiene control sobre ella”, afirmó Jabbari. La fiscal también ha asegurado que la violencia de Majors contra Jabbari fue “la culminación de un año de abusos” y que él tenía “una completa falta de remordimientos”. La abogada del actor ha defendido su inocencia hasta el final y ha asegurado que él está “decidido a seguir creciendo y siendo una mejor persona”. También ha anunciado que apelarán la sentencia.

Todo empezó hace ahora poco más de un año, el pasado mes de marzo, cuando Jabbari demandó a Majors por violencia machista y la policía acudió a detenerle. La demanda llegaba solo unos días después de la llegada a Sundance de la primera película de Majors como productor, llamada Magazine Dreams, en la que interpretaba al culturista Killian Maddox y que recibió muy buenas críticas. La productora Searchlight Pictures decidió cancelar su estreno.

La pareja se había conocido en 2021, durante el rodaje de Ant Man y la Avispa, de Marvel. La bailarina acusaba al actor de haberla golpeado en la frente con la mano abierta en el asiento trasero de un coche, de haberle retorcido el brazo por detrás de la espalda y de apretarle un dedo de la mano hasta fracturárselo cuando ella quiso mirar su móvil porque él había recibido un mensaje de otra mujer.

El actor Jonathan Majors y su novia, la también actriz Meagan Good, llegan al juzgado de Manhattan, Nueva York, el 8 de abril de 2024 para escuchar la sentencia contra Majors.
El actor Jonathan Majors y su novia, la también actriz Meagan Good, llegan al juzgado de Manhattan, Nueva York, el 8 de abril de 2024 para escuchar la sentencia contra Majors. John Nacion (Getty Images)

El juicio duró dos semanas (donde él acudió, cada día, con una Biblia y de la mano de su nueva novia, Meagan Good, otra actriz) y en él los fiscales mostraron pruebas para demostrar la conducta “manipuladora y cruel” del intérprete, como mensajes donde él le pedía que no fuera al hospital para ser tratada de una herida en la cabeza por miedo a las preguntas que podrían hacerle los médicos (”Podría llevar a una investigación, incluso si mientes y ellos sospechan algo”); ella decidió no acudir a un centro médico.

En la misma conversación, él amenaza con suicidarse. Los letrados de la bailarina también mostraron un audio de 2022 donde Majors reñía a Jabbari por llegar un día ebria a su casa, y le exigía que debía comportarse como las esposas de “un gran hombre”, como él mismo se definía, como Martin Luther King o el expresidente Barack Obama: “La mujer que me apoye, a la que yo apoye, ha de ser una gran mujer y hacer sacrificios”.

La primera detención de Majors llegó después de que una noche en la que Jabbari invitó a un grupo de desconocidos a unas copas en una discoteca (según la abogada de Majors con la tarjeta de crédito del actor e “intentando vengarse del hombre con el que estaba enfadada”), y cuando ella apareció inconsciente a la mañana siguiente dentro de un armario. Él llamó a la policía, que le arrestó y le liberó poco después con una orden de alejamiento.

El diario The New York Times recogió, tras el veredicto de diciembre, los testimonios de otras dos mujeres que habían salido con el intérprete entre 2013 y 2019 y que le describieron como controlador, amenazante y que las hizo aislarse de sus amigos y de sus metas profesionales. Él lo negó. También varios compañeros de Territorio Lovecraft han asegurado que tenía frecuentes confrontaciones con sus colegas mujeres.