Conmoción en el mundo teatral por las denuncias de agresiones sexuales contra el dramaturgo Ramón Paso | Sociedad

El mundo teatral vive una auténtica conmoción ante la noticia de la denuncia de 14 mujeres por delitos sexuales cometidos por el dramaturgo Ramón Paso. La presentación en la mañana de este jueves de la 47 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro reunió a multitud de intérpretes, directores, autores y gente del sector industrial, quienes mostraron su repulsa por este caso que conocieron tras saltar la noticia de la investigación a Paso por parte de la Fiscalía de Madrid. La presencia del actor Pepe Viyuela, que protagonizaba la obra Jardiel enamorado, escrita y dirigida por Ramón Paso, en el madrileño teatro Infanta Isabel, y cuya renuncia a seguir trabajando en esta función ha provocado su cancelación, ha sido aplaudida por parte de los asistentes a esta presentación.

A Paso se le acusa de delitos sexuales contra varias jóvenes de entre 18 y 25 años que, según los testimonios de las víctimas, sucedieron entre 2018 y 2023. Fue este pasado martes cuando la abogada Luisa Estévez Martínez, que representa a esas mujeres, quien informó del procedimiento a varias agencias y explicó que la denuncia del ministerio público se encuentra en el decanato de los juzgados de instrucción de Madrid a la espera de reparto.

Ramón Paso, nieto de Alfonso Paso, posa en el teatro de Bellas Artes en 2017.Luis Sevillano

Frente a la noticia y la renuncia este miércoles de Viyuela, todo el mundo lo paraba y le ofrecía palabras de agradecimiento y cariño. La directora del Festival de Almagro, Irene Pardo, mostró, en declaraciones a este periódico, su absoluto apoyo a las mujeres que han denunciado estos casos de delitos sexuales. “Se viven muchas situaciones de abuso, no necesariamente de abuso sexual, que también, pero de abuso de poder que por la presunción de inocencia nunca se han denunciado. Estos casos nos ponen a las mujeres en un lugar de no verdad. Tenemos que sentirnos libres para presentar denuncia ante cualquier acto que suponga un abuso de poder contra la mujer”.

Luis Luque, director artístico de las Naves del Matadero, fue contundente: “Siento vergüenza. Podría dar 14 reflexiones y cada una de ellas pertenecería a las 14 víctimas que han denunciado. Como profesional, como director y como hombre, siento vergüenza, respetando por supuesto la presunción de inocencia. Es una vergüenza para esta profesión, para el mundo del teatro y para la sociedad”.

La dramaturga Laila Ripoll, ex directora del teatro Fernán Gómez, de Madrid, se quedó de piedra al conocer la noticia. “Son 14 las denunciantes”, afirmó. “Parece que era una cosa continuada”, se lamentó. “Ya es momento de decir que se acabó. Esto lleva pasando toda la vida y las personas que tenemos una edad nos lo hemos ido comiendo con patatas, lo normalizábamos, ya es hora de que se deje de normalizar y se denuncie”.

La directora del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), perteneciente al Ministerio de Cultura, Paz Santa Cecilia, expresó su solidaridad con todas las mujeres denunciantes, pertenezcan o no al mundo de las artes escénicas y mostró su sorpresa por estos hechos ocurridos entre 2019 y 2023, “cuando esto ya formaba parte del dominio público”.

Para la directora de escena y dramaturga María Folgueras, ex directora del teatro circo Price, todos los ámbitos profesionales son todavía un lugar de tensión, porque sigue habiendo muchos ejes de poder que lo atraviesan. “Es importante que surjan voces y que se vaya normalizando el hecho de responder. Toleramos en el día a día, por no entrar en conflictos, gestos incómodos o, incluso, dinámicas perversas ya establecidas, pero que por el bien del equipo del proyecto o del equipo, se opta por silenciar. Agradezco a las personas que se atreven a denunciar y dar los primeros pasos”, añadió la directora.

La actriz Celia Freijeiro considera que “es un buen síntoma que salgan a la luz estos casos y que las víctimas se empiecen a sentir menos solas y más seguras a la hora de alzar la voz”. Porque en su opinión “es importante hacer una análisis de la situación de las mujeres en la industria, de los abusos de poder que se han dado y se siguen dando y reflexionar sobre qué vamos a hacer para cambiarlo, pues este es un problema estructural”.

El teléfono 016 atiende a las víctimas de violencia machista, a sus familias y a su entorno las 24 horas del día, todos los días del año, en 53 idiomas diferentes. El número no queda registrado en la factura telefónica, pero hay que borrar la llamada del dispositivo. También se puede contactar a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y por WhatsApp en el número 600 000 016. Los menores pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10. Si es una situación de emergencia, se puede llamar al 112 o a los teléfonos de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062). Y en caso de no poder llamar, se puede recurrir a la aplicación ALERTCOPS, desde la que se envía una señal de alerta a la Policía con geolocalización.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_