Andrea Giambruno: “Si no te emborrachas, evitas al lobo”: el comentario de la pareja de Meloni sobre las violaciones abre un conflicto político a la primera ministra | Sociedad

“Si evitas emborracharte y perder el conocimiento, quizá también evites incurrir en ciertas problemáticas, porque después te arriesgas a encontrarte con el lobo”. Este comentario del periodista Andrea Giambruno, pareja de la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, sobre cómo prevenir, a su entender, las violaciones, ha acabado originando un conflicto político en Italia.

El periodista lo pronunció en el programa que presenta en Mediaset, Diario del Giorno, mientras abordaba el caso de dos violaciones en grupo que se han producido recientemente en Palermo y en Caivano, en la provincia de Nápoles, y que han conmocionado al país transalpino.

Giambruno estaba entrevistando a expertos para contextualizar las agresiones. A uno de ellos, Pietro Senaldi, codirector del diario Libero, le preguntó ejemplos concretos sobre cómo una mujer podría defenderse, a lo que el entrevistado respondió que la mejor opción podría ser “intentar no perder el conocimiento” y “permanecer capaces de entender y de querer”. El periodista asintió y agregó: “Si vas a bailar, tienes todo el derecho de emborracharte, por supuesto, pero si evitas emborracharte y perder el sentido, tal vez evites incurrir en ciertas problemáticas, porque después te arriesgas a encontrarte con el lobo”. Sus palabras han causado revuelo e indignación en el país transalpino. Decenas de representantes de la sociedad civil y políticos han protestado porque consideran que ese argumento contribuye a culpabilizar a la víctima. La oposición ha pedido la intervención de Mediaset y de la propia Meloni, que, por el momento, guarda silencio. Aunque ha anunciado que este jueves acudirá a Caivano, donde se produjo una de las agresiones en grupo.

La portavoz del Partido Democrático (PD) en la Cámara de los Diputados, Chiara Braga, ha mostrado su disponibilidad a Meloni para trabajar junto al Gobierno contra la violencia de género y le ha pedido que se desmarque del comentario de su pareja. “No aceptamos ninguna forma de ambigüedad. Meloni debería distanciarse de estas palabras que insinúan una vez más que a veces también es ‘culpa’ de las mujeres. Es inaceptable”, ha dicho.

La senadora de la misma formación de centroizquierda, Cecilia D’Elia, portavoz de la Conferencia de las Mujeres Democráticas, ha insistido en esa línea. “Las agresiones son siempre un poco culpa de ellas. No salgáis solas, no vayáis donde está oscuro, no os vistáis de modo provocativo. Ahora lo explica también Giambruno: ‘Si no te emborrachas, no te violan’”.

Chiara Gribaudo, vicepresidenta del Partido Democrático, ha opinado, dirigiéndose a Giambruno: “Se ha olvidado de decir a los hombres, los únicos culpables, que eviten violar. Es repugnante, ofensivo, indigno de estar donde está”.

Otra diputada del PD, Sara Ferrari, ha denunciado el comentario del presentador como una muestra del “machismo italiano” y ha agregado: “Ante una violación, se culpa a la víctima de su comportamiento porque ella se lo ha buscado, como si ‘encontrarse con el lobo’ fuera un destino ineludible de toda chica borracha”.

“Antes que en Caivano, hay que esperar que Meloni aborde el tema en casa”, ha señalado Alessandro Zan, diputado del Partido Democrático y activista por los derechos LGTBI.

En el Movimiento 5 Estrellas también han cargado contra la primera ministra y han pedido responsabilidades a la cadena de televisión. “Espero que la dirección de Mediaset se distancie inmediatamente de esta declaración inquietante. En cuanto a Meloni, si yo fuera ella, me apresuraría a aconsejar a mi compañero que se disculpara para que no se asocie este mensaje con la mentalidad del contexto familiar de la mujer que dirige el país”, ha dicho Vittoria Baldino, viceportavoz del M5S en la Cámara de los Diputados.

Chiara Appendino, representante del Movimiento 5 Estrellas y exalcaldesa de Turín, también ha reclamado a Meloni que se pronuncie. “Tenemos a la primera presidenta de la historia que, de palabra, tanto lucha contra la violencia de género y se hace propaganda como mujer, madre y cristiana. Debería distanciarse de las gravísimas declaraciones de su pareja porque su silencio significaría ser cómplice de ellas”.

Las parlamentarias del M5S en la comisión bicameral de investigación sobre el feminicidio —Stefania Ascari, Anna Bilotti, Alessandra Maiorino y Daniela Morfino— hablaron de “palabras inaceptables y vergonzosas, representación plástica de una cultura machista y retrógrada que es el caldo de cultivo de comportamientos violentos y abusos que tantas mujeres se ven obligadas a sufrir cada día. Se llama victimización secundaria, si Giambruno no es consciente de ello, puede documentarse fácilmente para evitar hacer un daño incalculable a través de la televisión: sobre la mujer ya destrozada por la violencia física o psicológica, se descarga una presunta culpa, cierta responsabilidad por lo ocurrido”.

Según Luana Zanella, jefa de grupo de la Alianza de los Verdes y de la Izquierda en la Cámara de los Diputados, “el problema no se resuelve reduciendo la libertad de las mujeres jóvenes y mayores, como da a entender el presentador Andrea Giambruno, sino exigiendo que no haya lugares y situaciones en los que la violencia machista pueda actuar impune y esté culturalmente legitimada”.

Giambruno se ha defendido y ha calificado las reacciones como “una polémica completamente surrealista”. “Lo hago casi con una sonrisa, debo señalar que nadie en este lugar ha justificado los hechos [la violación], al contrario, se han utilizado términos muy precisos como ‘abominable’ y se ha llamado ‘bestias’ a los autores. Por lo tanto, todos aquellos que de manera instrumental han distorsionado la realidad de lo que yo he dicho, lo hacen o bien porque tienen mala fe o bien porque tienen graves problemas de comprensión”, ha dicho Giambruno en su programa. Y ha agregado: “Digo esto no solo a título personal, sino también para proteger a una empresa y a un equipo que me apoya. Acabemos con estas polémicas porque estamos rozando el ridículo y creo que la política tiene cosas mucho más interesantes que hacer que ocuparse de un espacio periodístico”.

Giorgia Meloni aún no se ha pronunciado sobre la polémica. El jueves visitará la localidad de Caivano, en la provincia de Nápoles, donde la semana pasada fueron violadas dos primas de 13 años por un grupo de seis adolescentes. La primera ministra ha condenado la agresión y ha prometido llevar mejores condiciones de seguridad a esta localidad marginal.

Otro caso similar, la violación en grupo de una joven de 19 años, había sacudido al país unas semanas antes. En este caso, siete jóvenes, uno de ellos menor de edad, emborracharon a la chica y la llevaron a una zona apartada de Palermo, donde abusaron de ella por turnos. Se han filtrado vídeos de una cámara de seguridad en los que se aprecia cómo los jóvenes arrastran a la chica por la calle y conversaciones de WhatsApp en las que prácticamente reconocen la violación. “Si lo pienso un poco me da hasta asco porque éramos cien perros encima de una gata, algo así solo lo había visto en vídeos porno, éramos demasiados, sinceramente me dio un poco de asco, pero ¿qué iba a hacer? La carne es la carne”, escribió uno de ellos. A pesar de ello, la víctima ha sufrido numerosos insultos en las redes sociales, donde ha sido acusada de haber mantenido relaciones consentidas con el grupo. El martes la víctima fue ingresada en un centro protegido en el que recibirá asistencia psicológica. “Estoy cansada, me estáis llevando a la muerte, ya no puedo soportarlo más”, ha dicho.

Este caso ha despertado una ola de indignación, poco común, en el país transalpino, que está tomando forma después de que varias mujeres populares del mundo del arte lanzaran en las redes sociales una campaña de concienciación y protesta contra la violencia hacia las mujeres bajo el lema Yo no soy carne”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites